COMUNICADO TRAS LA TEMPORADA

BALANCE  TEMPORADA 2020/2021

Concluida con éxito deportivo la temporada 20/21, y viendo por fin alejarse los vientos de la galerna pandémica que nos ha venido amenazando durante meses, es ahora el momento de reflexionar y sacar conclusiones.

Como béticos, ¡qué fortuna poder serlo!, estos son los días en los que todos los que sentimos el escudo de las trece barras hemos de felicitarnos, darnos la enhorabuena y disfrutar del evidente logro obtenido.

Es un hecho que la reacción del equipo en lo que llevamos de año ha conseguido que nuestro Betis se haya clasificado donde merece una institución como la nuestra. No es descabellado afirmar que las cuitas y exigencias manifestadas por los béticos en la Junta del pasado 21 de diciembre han ayudado a que la Institución en general, y nuestros profesionales en particular, comandados por M. Pellegrini, apretaran los dientes y sacaran lo mejor de cada uno para llegar a este resultado clasificatorio.

En poco más de cinco meses se pasó de la mediocridad a la brillantez, de la indolencia a la autoexigencia, del “otro año igual” a la competición europea que hoy nos ilusiona a todos.

Ahora nos encontramos con un triple reto.

El primero de ellos, el deportivo, que ya tiene trazado su senda, que no es otra que consolidar lo obtenido y continuar creciendo.

El segundo de ellos, el económico, donde el consejo de administración del club ha de dar el paso definitivo para alejar el fantasma de la deuda asfixiante y estabilizar los preocupantes números de las cuentas, ya puestos de manifiesto en el balance anual presentado en la mencionada junta de diciembre. Hay que evitar la vía de la ampliación de capital, que, entonces sí, acabaría para siempre con el soñado Betis de los béticos.

Para conseguir esta estabilidad económica nos ponemos a disposición de la entidad, de la misma manera que lo ha hecho el resto de la afición, que en un momento tan delicado ha dado soporte económico al club, abonando parte del coste de sus carnets sin recibir contraprestación alguna.

Y por último, el reto de la normalización social, el reto de la unidad, el reto de acoger en el seno del club a todo aquel que pueda ser útil, olvidándose de esos reinos de taifas y personalismos que hacen inviables muchas de las gestiones que, de tenerse en cuenta, ayudarían a hacer más grande nuestro Real Betis. Es este reto tan importante como los anteriores y es este consejo de administración quien tiene en su mano alcanzar este objetivo.

Sin exigencia no hay resultados, sin esfuerzo no hay resultados, sin unión los resultados son efímeros.

Hemos logrado un primer objetivo, un punto de partida, una plataforma desde donde potenciar todos nuestros esfuerzos. Trabajemos juntos para lograr la estabilidad y la excelencia en todos los frentes que nos esperan.

Hoy somos todos los béticos más felices que hace unos meses. No dejemos que los árboles nos impidan ver el bosque.

 

¡¡¡ VIVA EL REAL BETIS BALOMPIE !!!!

 

¡¡¡ VIVA EL BETIS MANQUEPIERDA !!!